Uruguay y Chile han alcanzado un hito significativo en la generación de energía a partir de fuentes renovables, logrando un 12 % de la producción global de energía limpia con energías eólica y solar. Este logro posiciona a estos países como referentes en la transición energética, demostrando que es posible reducir la dependencia de los combustibles fósiles y avanzar hacia un futuro más sostenible.

La energía solar, en particular, ha sido la renovable de más rápido crecimiento a nivel global, con un aumento del 25 % en 2023. La generación eólica también ha mostrado un crecimiento significativo, aumentando un 17 % y proveyendo suficiente energía para casi todo el Reino Unido. Estos avances no solo benefician al medio ambiente, sino que también impulsan el desarrollo económico y la innovación tecnológica.

Chile, en especial, ha destacado en este ámbito, pasando de generar solo el 0,6 % de su electricidad con energías renovables en 2012 al 28 % en 2023. Este impresionante progreso ha superado incluso al carbón como principal fuente de electricidad. La estabilidad y el marco regulatorio favorable de Chile han atraído inversiones significativas, posicionándolo como un modelo a seguir en la región.

por c1861798